El cotizador esta vacío

Blog

Acero Galvanizado

Acero Galvanizado

El galvanizado es uno de los procesos más utilizados para proteger a los materiales de la corrosión. Consiste en aplicar una fina capa de zinc a un material con lo cual se protege de las condiciones ambientales a las que pueda estar expuesto.

¿Qué es galvanizado?

Cuando se aplica esta capa de galvanizado se obtiene un color plateado en los materiales y le proporciona propiedades anticorrosivas que impiden la oxidación.

·     Mayor duración de los materiales

Cuando tienen un proceso de galvanizado por inmersión, su tiempo de vida puede variar entre 30 a 40 años, dependiendo del grado de exposición y el ambiente en el que se encuentre ya sea rural, urbano, industrial o marino.

·     No requiere costo de mantenimiento

Gracias a sus propiedades no será necesario pintar ni realizar ningún tipo de mantenimiento.

·     Costo beneficio

Comparado a otros métodos de protección como la pintura su costo es más bajo ya que es un y como se había mencionado requiere de poco mantenimiento.

·     Es muy versátil

Puede aplicarse a distintos tipos de materiales desde láminas, alambres, tubos, perfiles, entre otros, en variedad de tamaños y formas.

Un metal galvanizado puede combinarse con estructuras de hormigón, acero inoxidable y aluminio, tanto para modificar su estética como para aumentar todavía más su durabilidad.

·     Es un proceso confiable

Se regula por normativas nacionales e internacionales, de manera que resultan sencillos y están totalmente controlados.

El galvanizado por inmersión asegura un recubrimiento de toda la pieza, por dentro y por fuera.

·     Alta resistencia

Gracias a su aleación que se logra da una gran resistencia a golpes y raspaduras, derivados de los movimientos, instalaciones y a diferencia de otros tipos de recubrimiento como el zinc, cubre los defectos producidos por daños y rasguños en el material.

·     Es fácil de manejar

Puede ser soldado o atornillado, disminuyendo los plazos en la construcción.

·     Es un proceso muy rápido

Los materiales que se someten a este proceso pueden usarse de forma inmediata, sin importar las condiciones atmosféricas, o almacenarlas durante tiempo sin temer al deterioro.

·     Brinda mayor protección

El recubrimiento posee mayor dureza y resistencia que cualquier otro tipo de recubrimiento. Con el paso del tiempo se forma una fina capa de óxido de zinc que actúa como aislante del galvanizado. Ante raspaduras superficiales, se produce un taponamiento por reacción química de la superficie dañada.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *